De qué depende los COLORES de los GATOS?

¿Alguna vez te has preguntado de qué depende o cuales son las explicaciones para que un gato sea de un determinado color?

Pues si quieres saberlo continúa leyendo.

Marrones, atigrados, con más o menos manchas, anaranjados, blancos o negros entre otros.

Principalmente el color de los gatos se determina por la melanina al igual que en las personas. La melanina, tiene dos partes:

1- Eumelanina: Que origina tonalidades negras y marrones.

2- Feomelanina: Que hace lo mismo pero en este caso con amarillos y rojos.

gato- cara

Cuando se combinan, y en función de la genética del gato da como resultado sus diferentes características de color.

Las diversas combinaciones de colores de los gatos proceden, principalmente se originan del rojo y el negro.

Sin olvidar su mezcla con el blanco. Solo tienen dos pigmentos, si no tienen estos pigmentos acabarían en el color blanco.

¿Tanto influye la genética?

Es fundamental, ya que influye en la melanina y en particular en la cantidad de esta que se transmite mediante los genes.

Por cada célula el padre aporta un gen y la madre otro. En los gatos, cada célula está compuesta por 38 cromosomas: 19 del padre, 19 de la madre.

Si los genes dominantes se poseen por la madre y el padre. La tendencia es que los gatitos poseerán ese color.

En el caso de un gatito blanco, seguramente uno de sus padres proceda de una «familia» de gatos con genes blancos.

Si la gran parte se corresponde con la eumelanina o la feomelanina los colores con más posibilidades podrían ser los: marrones, oscuros, negros o rojos.

En cambio, si los gatos tienen diferentes combinaciones de feomelanina y eumelanina en sus genes, los colores son más variados tipo: azul, lila o crema.

Si te a parecido interesante, deja algún comentario. ¿De qué color es tu gato?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *